El equipo naranja se impuso con contundencia a las vascas en un partido en el que siempre impuso su ritmo

Notoicia: Zamora News

Foto: Cd Zamarat

El Recoletas Zamora dio una alegría a los aficionados que se dieron cita en el Pabellón Ángel Nieto tras tres derrotas ante rivales directos. El equipo naranja fue siempre por delante en el marcador ante el Iraurgi de Azpeitia, y hasta en los últimos compases del encuentro el ritmo lo impusieron las pupilas de Javier Carbajal, aunque las vascas intentaron poner acelerador para romper la defensa de las zamoranas y acercarse en el luminoso.

Las de Jacinto Carbajal marcaron los compases desde el inicio de un encuentro que concluyó con 9 puntos de ventaja para el equipo local durante el primer tiempo. El marcador se quedó en 33-24.

En el segundo tiempo, el Recoletas Zamora, que no podía permitirse perder, siguió con el acelerador y aumentó la diferencia en el casillero a 13 puntos a poco más de 5 minutos del final del partido. Con un 48-35, las naranjas no se permitieron «altibajos» y siguieron con un ritmo «endiablado» hasta dejar el luminoso en 68-51.

La formación vasca no fue rival para las zamoranas y sigue ocupando el penúltimo puesto de la clasificación en la Liga Challenge. Pese a sus malas estadísticas, el Azkoitia Azpeitia ISB demostró en el Ángel Nieto ser un equipo combativo y no falto de calidad.