Las naranjas vencían por 53-65 a Sant Adriá, su rival directo en la lucha por la salvación. Las zamoranas tienen una victoria de ventaja con respeto a las catalanas, además del basket average particular, a falta de cuatro jornadas para el final de liga.

Salvo catástrofe, el CD Zamarat estará otra temporada más en Liga Femenina, la máxima categoría del baloncesto femenino español. Y lo estará gracias a la victoria que el equipo de Fran García conseguía este domingo por la mañana en tierras catalanas, donde se veía las caras con su rival más directo en la lucha por la permanencia, Sant Adriá. Una victoria que permite a las zamoranas seguir terceras por la cola en la clasificación (bajan dos), con una victoria de ventaja con respeto a las catalanas (penúltimas), además del basket average particular a favor. Y todo ello a falta de cuatro jornadas para el final de liga.

La clave del partido y de la victoria estuvo por dentro. El juego interior del CD Zamarat causó un importante destrozo en la pintura al equipo local como queda reflejado en los 21 puntos de Nelson, los 18 de Vivi y los 7 de Nogaye Lo. Fueron tres de las cuatro máximas anotadoras del equipo de Fran García en un duelo que no empezó bien para las zamoranas. El 17-10 del primer cuarto hacía temer lo peor, aunque en ese tramo del choque apareció Vivi para demostrar que su fichaje ha sido indispensable. La pívot se iba al descanso con 12 puntos anotados y llevando a su equipo a remontar para marcharse a los vestuarios con un igualado pero favorable 26-28.

La igualdad y la tensión eran las notas predominantes de un duelo que dejó a un CD Zamarat mucho más serio y entonado en la segunda parte. No fue necesaria la presencia de Beronja, última jugadora en llegar. Con cinco jugadores de cancha y tres rotaciones, el conjunto de Fran García fue capaz de afrontar con más entereza la segunda mitad ante un oponente que gozaba de una mayor amplitud de banquillo. Fue ahí donde apareció la dirección de Stanacev y la aportación anotador de Nelson, que fue imparable para la defensa catalana. Poco a poco la ventaja a favor de Zamora iba creciendo y se llegaba al final del tercer cuarto con un esperanzador 41-49.

Eran ocho puntos de renta. Para entonces, el CD Zamarat iba embalado a por el triunfo y las catalanas estaban atascadas, nerviosas, sabiendo que la permanencia se alejaba a cada minuto. Las de Fran García remataron el trabajo con un parcial de 12-16 y sellaron el choque con el definitivo 53-65 que les coloca a un paso de la permanencia otro año más en Liga Femenina.