Una semana dura y complicada para el CD Zamarat que tiene problemas con las rotaciones en un banquillo corto, que está dando serios inconvenientes a la hora de poder afrontar con garantías tanto entrenamientos como partidos de liga, una liga DIA que este sábado traerá a Zamora al Gernika, un equipo que se consolida entre los tres más importantes en la clasificación y que intentarán batir las naranjas de Fran García.

Un equipo de 10 para que no se condicione tanto el banquillo es lo que pide Fran García a su dirección deportiva. La falta de jugadoras para afrontar con garantías y obtener resultados positivos en esta liga pasa según el técnico naranja por una nueva incorporación en las filas del Quesos el Pastor. Una pívot sería lo idóneo.

Gernika es la tercera plantilla más completa de la liga y con sus dos americanas y con jugadoras muy importantes es un equipo muy potente y a tener en cuenta en el desarrollo liguero, y de cara al partido del sábado. Aunque siempre hay posibilidades de ganar, siempre será mientras que asumamos el nivel físico, y la necesidad de salir con un nivel de intensidad innegociable y muy alto, así veía el enfrentamiento el técnico Fran García en la rueda de prensa previa al partido que enfrenta esta tarde a las del Quesos el Pastor con un Gernika muy fuerte en todos los puntos de juego y que mantiene una dinámica muy agresiva y con muy buenos resultados.

Una semana más, el equipo ha realizado una autocrítica con respecto a la constancia en los encuentros “Tenemos que ser más constantes. No podemos empezar bastante fuertes y venirnos abajo en el último cuarto, como nos pasó en Salamanca”, ha destacado Chelsea Nelson. La jugadora también ha remarcado que extraña “el nivel de arbitraje”. “El nivel físico es más alto que al que estaba acostumbrada. Aunque a veces piense que es falta, no lo es y hay que seguir jugando”.